Home arrow Dialogo Rosario arrow Articulación del Sector Publico con el Sector Privado

Strict Standards: Non-static method mosCache::getCache() should not be called statically in /home/howardri/public_html/peace/includes/frontend.php on line 91

Strict Standards: Non-static method modules_html::module2() should not be called statically in /home/howardri/public_html/peace/includes/frontend.php on line 122
Main Menu
Home
Site Map
Letters to Barack
Blog--Letters to Barack
Zero Unemployment
Can US be Transformed?
About
Commentaries
Jose Luis Corragio: Another World is Happening
-
Dialogo Rosario
-
On Heifer International
Vision el Mundo sin pobreza ni inseguridad
-
The Gandhi Series
The Anti-Economist
Foucault
Letters from Quebec
Escritos en Español
Paradigma Etico
News
- - - - - - -
Sister Organizations
Contact Us
Related Sites
Search
Books
Login
Administrator

Strict Standards: Non-static method modules_html::module2() should not be called statically in /home/howardri/public_html/peace/includes/frontend.php on line 122


Strict Standards: Non-static method mosCache::getCache() should not be called statically in /home/howardri/public_html/peace/includes/frontend.php on line 91


Strict Standards: Non-static method mosCache::getCache() should not be called statically in /home/howardri/public_html/peace/components/com_content/content.php on line 32

Strict Standards: call_user_func_array() expects parameter 1 to be a valid callback, non-static method HTML_content::show() should not be called statically in /home/howardri/public_html/peace/includes/Cache/Lite/Function.php on line 92

Strict Standards: Non-static method HTML_content::Title() should not be called statically in /home/howardri/public_html/peace/components/com_content/content.html.php on line 461

Strict Standards: Non-static method HTML_content::PdfIcon() should not be called statically in /home/howardri/public_html/peace/components/com_content/content.html.php on line 464

Strict Standards: Non-static method mosAdminMenus::ImageCheck() should not be called statically in /home/howardri/public_html/peace/components/com_content/content.html.php on line 611

Strict Standards: Non-static method mosHTML::PrintIcon() should not be called statically in /home/howardri/public_html/peace/components/com_content/content.html.php on line 467

Strict Standards: Non-static method mosAdminMenus::ImageCheck() should not be called statically in /home/howardri/public_html/peace/includes/mambo.php on line 1270

Strict Standards: Non-static method HTML_content::EmailIcon() should not be called statically in /home/howardri/public_html/peace/components/com_content/content.html.php on line 470

Strict Standards: Non-static method mosAdminMenus::ImageCheck() should not be called statically in /home/howardri/public_html/peace/components/com_content/content.html.php on line 635
Articulación del Sector Publico con el Sector Privado
Strict Standards: Non-static method HTML_content::EditIcon() should not be called statically in /home/howardri/public_html/peace/components/com_content/content.html.php on line 567
PDF Print E-mail

Strict Standards: Non-static method HTML_content::Section_Category() should not be called statically in /home/howardri/public_html/peace/components/com_content/content.html.php on line 502

Strict Standards: Non-static method HTML_content::Section() should not be called statically in /home/howardri/public_html/peace/components/com_content/content.html.php on line 661

Strict Standards: Non-static method HTML_content::Category() should not be called statically in /home/howardri/public_html/peace/components/com_content/content.html.php on line 664

Strict Standards: Non-static method HTML_content::Author() should not be called statically in /home/howardri/public_html/peace/components/com_content/content.html.php on line 505

Strict Standards: Non-static method HTML_content::CreateDate() should not be called statically in /home/howardri/public_html/peace/components/com_content/content.html.php on line 508

Strict Standards: Non-static method HTML_content::URL() should not be called statically in /home/howardri/public_html/peace/components/com_content/content.html.php on line 511

Strict Standards: Non-static method HTML_content::ModifiedDate() should not be called statically in /home/howardri/public_html/peace/components/com_content/content.html.php on line 527

Strict Standards: Non-static method HTML_content::ReadMore() should not be called statically in /home/howardri/public_html/peace/components/com_content/content.html.php on line 530

Strict Standards: Non-static method HTML_content::TOC() should not be called statically in /home/howardri/public_html/peace/components/com_content/content.html.php on line 517
            Articulación del Sector Publico con el Sector Privado:
 
                  El Círculo Virtuoso en Rosario, Argentina
 
Juan Carlos Saavedra:   El Banco Municipal de Rosario es un banco oficial.
 
Howard Richards:  ¿Por qué lo llamas “oficial”?
 
Juan Carlos Saavedra:  Porque pertenece al gobierno municipal.   Abrió sus puertas en 1896.   El objetivo de su fundación fue amparar a los ciudadanos pobres, víctimas de las casas de empeño.   Cobraban intereses hasta 3% mensual.   Al correr de los años ha seguido siendo un banco público con conciencia social.
 
Howard Richards:  ¿Quién dirige el banco ?
 
 Juan Carlos Saavedra:    El banco tiene cuatro directores.  Tres directores son nombrados por el intendente municipal y con aprobación del consejo deliberante, que es la rama legislativa del gobierno municipal.   El cuarto es elegido por el personal del banco.  Yo fui el director representante del personal durante la época de Carlos Menem.  Menem luchó para privatizar nuestro banco, y nosotros luchamos para defenderlo.  Había más de sesenta bancos oficiales entre provinciales y municipales.  Hoy quedan dos provinciales, los de las provincias de Buenos Aires y Córdoba, y dos municipales, el Banco de la Ciudad de Buenos Aires y él de nuestra ciudad, además del Banco de la Nación, el banco oficial federal.
 
Howard Richards:  En su calidad de banco oficial de un gobierno municipal socialista, ¿Ustedes se dedican a destruir la empresa privada ?
 
Juan Carlos Saavedra:   En absoluto.  Todo lo contrario.  Nuestro objetivo es promover y financiar los negocios en la ciudad.   Nuestra misión específica es respaldar a las PYMES (las pequeñas y medianas industrias), y también a la micro-empresa.   Nuestra carta orgánica nos confía esta misión en Rosario y en su zona de influencia.
 
Howard Richards:  Concretamente, ¿qué hacen ustedes para respaldar a las PYMES ?
 
Juan Carlos Saavedra:   Otorgamos créditos,  con cesión de certificados y facturas y en ciertos casos a sola firma.  Además  ofrecemos a nuestros clientes apoyo y respaldo de diversas maneras.  Ofrecemos el servicio de pago de sueldos en forma gratuita, ágil, y sencilla, tanto para las empresas como para sus agentes.   Los empleados pueden cobrar su sueldo mediante una tarjeta bancaria nuestra en cualquiera de nuestros sucursales y cajeros automáticos.   Otorgamos facilidades para la exportación en los diversos rubros de producción que hay en la ciudad.   Realizamos actividades educativas para que los empresarios estén al día y para que conozcan las nuevas oportunidades que hay en un mundo siempre cambiante.  Contamos con un auditorio con espacio para 250 asistentes donde realizamos entre otras cosas un ciclo de charlas sobre temas de interés para las PYMES.  Les facilitamos el pago de los impuestos.  Mediante convenios podemos ayudarles a pagar a sus vendedores y a cobrar a sus clientes.  Así evitan muchas molestias por cheques perdidos y otros dolores de cabeza que pueden tomar tiempo y desviar al empresario de lo que deben ser sus funciones especificas.  Nuestro asesoramiento con base en nuestra amplia experiencia está siempre a la disposición de los hombres y mujeres de negocios de nuestra ciudad.   Procuramos hacer todo lo posible para que se comprometan con Rosario,  para que aporten económicamente a la ciudad y a su gobierno, y para que en general cooperen con sus conciudadanos. 
 
Howard Richards:  ¿ Es el apoyo a las PYMES y a la micro-empresa el único objetivo del banco ?
 
Juan Carlos Saavedra:   También servimos al sector  público y al tercer sector, a las organizaciones sin fines de lucro.   Hacemos convenios para realizar las recaudaciones de expensas de edificio para los condominios, de las cobranzas de las instituciones educativas, de la medicina prepaga, de clubes, mutuales, y sindicatos. 
 
Howard Richards:  ¿Es en general  más  eficiente que ustedes manejen las cobranzas y los pagos ?
 
Juan Carlos Saavedra:   Debo haber dicho antes que el banco municipal maneja las finanzas de la ciudad.   Paga a los empleados públicos, y participa en la recaudación de los fondos públicos.   En gran parte nuestra capacidad para ofrecer servicios en forma eficiente al sector privado y al tercer sector deriva de nuestra experiencia previa en el sector público.   Podemos respaldar a las PYMES porque tenemos equipo informático y estamos especializados en las transacciones financieras.  En general es más  eficiente que ellos se dediquen al campo de su especialidad, y nosotros apoyamos en el campo de la nuestra.    Tenemos un tamaño suficiente para ofrecer economías de escala mayor, pero puesto que estamos limitados a una sola ciudad no somos un banco distante.   Tenemos estrechas relaciones personales con nuestros clientes.
 
Howard Richards:   ¿Ustedes han pensado alguna vez en ampliar sus operaciones al resto de Argentina, o a países extranjeros?
 
Juan Carlos Saavedra:   No es nuestra misión.   Nuestra misión no es conseguir un máximo de ganancias, dondequiera en el mundo haya posibilidades de multiplicar el dinero.  Nuestra misión es servir a nuestra ciudad.  
 
Howard Richards:  Si me permites proyectar desde la experiencia pequeña de ustedes, para llegar a un principio general de amplia cobertura, yo diría que ustedes demuestran una solución a los problemas que Jeffrey Winters llama los problemas de la revolución ubicacional.  Demuestran una solución al problema del capital golondrina que va de país en país con fines de lucro, pero sin seriedad productiva, y sin compromiso con un proyecto social compartido con los ciudadanos del país.   También ustedes demuestran una alternativa al modelo sueco de democracia social.  Me refiero al modelo identificado con los economistas suecos Gosta Rehn y Rudolf Meidner que se aplicó en aquel país en los años 1945-1975 aproximadamente.   En el mundo entero se consideraba que los suecos habían logrado eliminar la pobreza y en general habían logrado un elevado nivel de justicia social.
 
Juan Carlos Saavedra:  ¿De qué se trata ?
 
Howard Richards:  Winters analiza el fenómeno de los gobiernos que compiten entre sí para vender su territorio como sitio de producción a quienes toman las decisiones a nivel global para ubicar las operaciones del capital multinacional.  (Winters 1996)   El capital escoge las leyes que quiere.   Las leyes están en venta, según cuales convengan más al capital móvil en un mundo de gobiernos fijados en el espacio.   Según el modelo del Banco Municipal de Rosario, el capital no se mueve.  Se queda dentro del radio de un territorio determinado.  Hay  más .  El capital que pertenece al banco, y el capital que el banco administra que es de sus depositarios, no se mueve.  Pero también el banco apoya adrede a las PYMES y a las micro-empresas, apoya el desarrollo local, apoya aquella clase de negocios que probablemente no va a moverse tampoco.   Ancla el capital en el espacio.  
 
Juan Carlos Saavedra:  Lo que no vale decir que no vamos a participar en los mercados internacionales, y en especial en el MERCOSUR.   Vamos a participar en formas compatibles con los intereses nuestros.   Yo no sé mucho del modelo sueco.  ¿Por qué dices que somos una alternativa distinta  ?
 
Howard Richards:  En resumidas cuentas, porque el modelo sueco favoreció a las empresas grandes.   Para las PYMES de Suecia fue difícil pagar los elevados sueldos y los elevados impuestos que fueron rasgos típicos del modelo sueco.   La clave del éxito del modelo sueco fue el aumento de la productividad en las ramas dedicadas a la exportación.  Esto lograron principalmente las grandes empresas tales como Weyerhauser,  Volvo, SAAB, Electrolux,  y Erickson,  con la cooperación de los sindicatos y el fuerte respaldo del gobierno social demócrata de Suecia. 
 
Juan Carlos Saavedra:   Sabemos que las grandes empresas que operan con grandes capitales generalmente están en condiciones de pagar mejores sueldos.  (OIT/Naciones Unidas 2005) También sabemos que generan tan solo números reducidos de puestos de trabajo.   Una encuesta realizada en la Facultad de Ciencias Económicas de nuestra Universidad Nacional de Rosario mostró que, en las ramas manufactureras, menos que el 15% de los empleos fueron generados en el sector de empresas con  más  de 200 empleados.  
 
Howard Richards:  Al fin y al cabo los suecos tuvieron que abandonar el modelo Rehn-Meidner.    A mi juicio fue insostenible por razones que tuvieron que ver con la falta de apoyo a las  PYMES.   Muchas de ellas tuvieron que cerrar, se quebraron.   El crecimiento del sector de grandes empresas y en general del sector exportador no fue suficiente para compensar la pérdida de empleos en los negocios pequeños y medianos.  El estado sueco se había comprometido a garantizar el pleno empleo no solamente por sus políticas macroeconómicas, sino también porque el estado mismo contrataba a quienes no encontraban trabajo en el sector privado.   El numero de empleados públicos,  básicamente en los sectores salud y educación, creció hasta tal punto que el estado mismo no pudo equilibrar su presupuesto.   El estado sueco también había asumido el papel de fuente de ahorros para la industria nacional.   Fue fuente de fondos para la investigación, para el desarrollo tecnológico,  para las inversiones de largo plazo, y en general para sostener la infraestructura y fomentar la competitividad internacional.  No pudo cumplir su papel de estado ahorrista e inversionista y a la vez cumplir sus papeles de estado benefactor y estado patrón.   Había además  confiado demasiado en la lealtad a la nación de las grandes empresas.   Cuando Volvo pudo ubicar sus operaciones en Brasil y así evitar los elevados sueldos e impuestos suecos, lo hizo.
 
Juan Carlos Saavedra:  Guillermo Estévez Boero siempre decía que la viga maestra de la economía de Argentina, y la fuente de mayor empleo, estaba en las pequeñas y medianas empresas con capitales nacionales orientadas en primer término hacia el mercado nacional.  Rosario era la excepción.   Rosario fue la Chicago Argentina, el centro del cordón industrial del país.   Sigue siendo el centro de la agroindustria exportadora, ahora en gran medida en manos de grandes empresas multinacionales como Cargill y Bunge.   Creo que por lo que nos dices del modelo sueco nos estas diciendo que nuestra política, la política de nuestro banco y la política de nuestro gobierno municipal, es inteligente por dos razones.   Es inteligente porque las PYMES generan  más  empleo.   Y es inteligente porque son menos proclives a ser trotamundos que evaden las medidas locales que se legislan para promover la justicia social.   
 
Howard Richards:  Son inteligentes y también son políticas transformadoras.   La carta orgánica del banco especifica que el banco no debe seguir la lógica del paradigma dominante, o sea la lógica liberal.  No debe invertir su dinero  en cualquier negocio que ofrezca un máximo de plusvalía.  Sin embargo,  el banco cobra por sus servicios y cobra por el uso de sus capitales, y por lo tanto genera ganancias.   Por lo menos en el plano teórico se puede decir que podría ganar más dinero si tuviera la libertad de invertir en los diamantes de África del Sur o en la industria electrónica coreana, pero aún sin aquella libertad se supone que tiene ganancias.   ¿Qué hace el banco con sus ganancias?
 
Gabriela Filippini:   El Banco financia la Fundación del Banco Municipal de Rosario.   Una parte importante de la actividad de aquella Fundación es auspiciar estudios de los problemas de la ciudad y su gente.  Nuestra fundación ha publicado estudios sobre los temas siguientes:
Asentamientos irregulares de Rosario
Residuos sólidos urbanos
Sistema energético de Rosario y zona de influencia
Gases de combustión en automotores
Empleo y desocupación en Rosario y su zona de influencia
Problemática ambiental
Residuos hospitalarios
Sistema de transporte urbano de pasajeros en Rosario
Integración de los servicios de salud
Estudio para el desarrollo del puerto de Rosario
Alcances de la administración centralizada y los distintos distritos de la ciudad
 
Howard Richards:  Fuera de auspiciar estudios, ¿Qué  más  hacen ustedes con las ganancias del banco ?
 
Juan Carlos Saavedra:  Antes de contestar tu pregunta, tengo que decir que el banco no siempre ha sido rentable.   En ciertos años hemos tenido perdidas.   El gobierno municipal nos ha respaldado con la recapitalizacion cuando ha sido necesario.
 
Howard Richards:  ¿En cuáles de sus operaciones ustedes han perdido dinero ?
 
Juan Carlos Saavedra:   Trabajamos siempre para cobrar lo que tenemos que cobrar, y para realizar préstamos sobre la base de datos confiables que aseguren que los riesgos de perder dinero sean mínimos.  Una de las ventajas de la participación del personal en la dirección del banco es que tenemos mayor motivación y mayor oportunidad para asegurar la seguridad de los haberes de la institución.   Pero como te he venido diciendo el banco tiene también otros objetivos.   Uno de ellos es promover el desarrollo local, anclando los negocios en nuestra zona, para que la ciudad no caiga a depender excesivamente de las decisiones de los inversores transnacionales.
 
Howard Richards:  Los logros de ciertas ciudades de Italia, entre ellas Milán, muestran que el desarrollo local sobre la base de empresas pequeñas y medianas puede ser competitivo a nivel global. (Albuquerque 1999)   En cuanto al objetivo de evitar un exceso de dependencia de las decisiones de inversores lejanos quiero mencionar un botón de muestra del éxito de ustedes en Rosario.  Cuando en 2003 las Naciones Unidas otorgó un premio a Rosario por ser una ciudad con buena gobernabilidad, uno de los funcionarios de la ONU observó que Rosario había logrado avances notables según una serie de indicadores sin haber atraído ni una sola gran inversión.   Me dijiste que apoyar al comercio local es un objetivo que no siempre coincide con buscar el máximo ganancia con el mínimo de riesgo.   ¿Hay otros? 
 
Juan Carlos Saavedra:   Te puedo contar que a mi juicio demostramos nuestro espíritu cívico y solidario por nuestra actuación frente a la crisis del corralito del 14 de diciembre de 2001.   Tú sabes que en aquella fecha el gobierno federal de Argentina congeló las cuentas bancarias.  El banco central ya no pudo responder a las demandas de quienes querían cambiar pesos por dólares.  Entre las alternativas posibles, decidió que lo  más  conveniente, el menor de los males, fue negar a los ciudadanos el acceso a su plata por un tiempo, mientras el gobierno buscara alguna salida de la crisis.  El resultado aquí en Rosario fue que las sucursales de los bancos extranjeros simplemente cerraron.   El equipo francés de un banco francés subió a un avión y regresó a Francia.  Puesto que el propósito de su estadía aquí con nosotros fue de ganar dinero, y puesto que en las circunstancias no había posibilidades de ganar dinero, no tiene ninguna razón por permanecer ni en Rosario ni en Argentina.
 
Howard Richards:  ¿Qué hizo el banco municipal ?
 
Juan Carlos Saavedra:   Sabíamos que nuestros clientes necesitaban acceso a sus fondos en forma urgente.   A nosotros como equipo legal del banco nos correspondió estudiar las excepciones para descongelar los fondos, por ejemplo la excepción por emergencia médica.   Buscábamos alternativas legales, incluso con créditos nuevos garantizados por el dinero congelado por el corralito.  Pudimos rescatar a empresas que de otra manera hubieran tenido que cerrar, y a familias que de otra manera hubieran pasado hambre.
 
Howard Richards:    Su actuación en la crisis del corralito seguramente hizo maravillas para la fama del banco, por ser un lugar confiable donde depositar su dinero.
 
Juan Carlos Saavedra:    Efectivamente, nuestros depósitos han crecido.  Pero nuestros depositarios siguen siendo de clase media y clase popular.  Las grandes empresas con grandes capitales en todo caso no sufrieron mucho por el corralito.  Siempre tenían acceso a sus cuentas bancarias en otros países.   Siempre pudieron pedir prestado sobre la base de sus haberes ubicados en otros países.
 
Howard Richards:  Tengo entendido que del dinero congelado por el corralito los depositarios recuperaron eventualmente alrededor de la tercera parte.   Esto me dice que ustedes deben haber perdido dinero por su actitud solidaria en aquel entonces, lo que fue sin duda una de las razones de la recapitalizacion del banco por el gobierno municipal.  ¿Ustedes también han perdido dinero por dar prioridad a las PYMES locales en tiempos ordinarios, fuera de la crisis de 2001? 
 
Juan Carlos Saavedra:   Rara vez.  Hemos sufrido algunas pérdidas en los créditos prendarios, sobre todo en la financiación de vehículos.  Financiamos un auto nuevo hasta 75% de su valor, y un auto de hasta 5 años de antigüedad hasta 50% de su valor.  Todos esos autos son destinados a la flota de taxis y remises de la ciudad.  Luego, por su gran uso, resulta difícil recuperar el valor del crédito en un remate.  Por eso intentamos por todos los medios adecuar las cuotas para evitar ese remate.  
 
Howard Richards:  Pero por supuesto que en la economía impredecible que caracteriza Argentina ustedes pueden simplemente no otorgar los créditos prendarios.
 
Juan Carlos Saavedra:   Esto podría ser nuestra política, pero no lo es.
 
Howard Richards:  A pesar de su esfuerzo heroico para cumplir con sus depositarios en 2001, me parece que los depositarios pueden temer la pérdida de su dinero si lo ponen en un banco donde de vez en cuando la eficiencia social pesa  más  que la eficiencia financiera.
 
Juan Carlos Saavedra:   Me has venido preguntando dónde hemos perdido dinero en el pasado, y he venido contestando tus preguntas.   Debo aclarar que normalmente somos una institución rentable para nuestros dueños, siendo nuestros dueños los ciudadanos de Rosario.   La decisión del concejo deliberante de recapitalizarnos fue consecuente con los criterios sociales que imperan en la ciudad en general, pero también fue una decisión correcta desde un punto de vista estrictamente económico.    Es más lo que la municipalidad gana que lo que pierde al tener banco.
 
Howard Richards:   Sin embargo, en la mente de un depositario puede existir la duda que le seria más seguro poner su plata en otro banco.
 
Juan Carlos Saavedra:   El artículo 14 de nuestra carta orgánica declara que las deudas nuestras son deudas del municipio.   En el caso que no pagáramos lo que debemos, caso que desde 1896 no ha pasado nunca, entonces respondería por nosotros el municipio, y por ende la ciudadanía.
 
Howard Richards: Si el banco suele ser un negocio rentable por su dueño público, puedo citarlos a ustedes como ejemplo que ilustra un principio que resuelve el problema de la crisis fiscal del estado.
 
Juan Carlos Saavedra:   ¿Cuál es el principio ?
 
Howard Richards:  El principio que establece que se deben captar las rentas a fin de aumentar los recursos del fisco.
 
Juan Carlos Saavedra:   ¿En que sentido estás utilizando la voz “rentas”?
 
Howard Richards:  En un sentido económico que corresponde  más  al uso ordinario de la palabra inglesa “rent” que al uso ordinario de la palabra española “renta.”   En este contexto “rentas” significan ingresos que derivan de ser dueño de una propiedad, o sea derivan de la tierra y del capital y no del trabajo.
 
Juan Carlos Saavedra:   Si bien recuerdo Carlos Marx sostenía que las rentas de la tierra y de los capitales no existen.  Todas las ganancias sean de terratenientes de banqueros de inversionistas o de empresarios son formas de plusvalía, y la fuente única de la plusvalía es la explotación del trabajador.
 
Howard Richards:  Con mayor razón no debemos identificar el socialismo con el marxismo, menos con un marxismo rígido y doctrinario que no sabe corregir los errores de su gran prócer.    Vale la pena recordar algo que dijo León Walras, el abuelo intelectual del neoliberalismo:  “…permanezcamos socialistas, es decir progresistas y lleguemos a ser economistas, es decir científicos.  Guardemos la fe y adquiramos la ciencia.  Unámonos en lugar de dividirnos, confundamos nuestros estandartes y nuestras divisas y llamemos a ponerse en nuestra fila alrededor de estas, a aquellos que creen y estudian.” (Walras 2003, p. 36)
 
Juan Carlos Saavedra:   Entonces, ¿no seria la renta, o sea aquella renta derivada del privilegio legal de ser dueño de algún recurso, igual a la ganancia?
 
Howard Richards:  Los neoliberales nos han enseñado que no lo es.  Los teóricos neoliberales descalifican al sector publico.  Predican la privatización.  Fundamentan su doctrina en sus estudios empíricos que demuestran que a menudo el sector público no hace lo que debe hacer, o sea no opera con criterios de eficiencia social.   Los neoliberales en general no creen en la eficiencia social y prefieren la eficiencia contable, pero reconocen que los social demócratas justifican el sector público como un sector cuya razón de ser es servir ciertas metas sociales que no siempre son idénticas con la meta de eficiencia financiera contable.   Luego los neoliberales muestran que lo que pasa de hecho en gran parte del sector público es que aquel sector termina siendo una fuente de rentas para una clase política.  Los funcionarios públicos encargados del sector público lo tratan como si fuera su propiedad de ellos.   Suben los precios y contratan a sus familiares y en fin sacan provecho de su cargo público como buscadores de rentas. (rent-seekers ). (Krueger 1974)
 
Juan Carlos Saavedra:  ¿Qué dicen los neoliberales de los monopolios privados?
 
Howard Richards:  Son consecuentes.  Se oponen a los monopolios precisamente porque generan rentas.  Promueven la competencia entre las líneas aéreas, a fin de bajar el precio al consumidor.  Promueven la competencia entre las empresas telefónicas y los de Internet por la misma razón.    Más  competencia significa menos renta y  más  eficiencia. 
 
Juan Carlos Saavedra:  Perdóname, pero todavía no tengo claro lo que quieres decir en cuanto a la diferencia entre “renta” y “ganancia.”
 
Howard Richards:  A veces conviene hablar en forma general y sin hacer distinción de las “rentas” o de la “rentabilidad” o de las “ganancias.”  Se puede aglutinar todo tipo de ingreso de empresarios, de inversionistas, de dueños de tierra u otro recurso natural como si fuera todo lo mismo.
 
Juan Carlos Saavedra:   Pero esta vez quieres distinguir.
 
Howard Richards:  Para aclarar la distinción conviene recordar el análisis clásico de David Ricardo a principios del siglo diecinueve.   Ricardo definió la renta (rent) de una hectárea de tierra fértil como la diferencia entre el valor de su producción y el valor de la producción de una hectárea de tierra marginal.   El valor de la producción de la tierra marginal es apenas suficiente para justificar los costos de cultivarlo, incluido entre los costos los esfuerzos del propio granjero o agricultor.
 
Juan Carlos Saavedra:   O sea, el excedente del producto de la tierra buena, comparada con la tierra marginal, es la renta.
 
Howard Richards:  Exacto.  La renta corresponde a las cualidades productivas de la tierra misma, no a las cualidades productivas del granjero ni a las de los obreros contratados por el granjero.  Dice Ricardo que la renta es aquella parte del producto de la tierra que se paga al terrateniente por el uso de las energías originarias e indestructibles (según Ricardo en 1817)  del suelo.  Se confunde a menudo con el interés y la utilidad del capital y, en lenguaje popular, dicho termino se aplica a cualquier suma anualmente pagada por el agricultor a su terrateniente.  (Ricardo 1817)
 
Juan Carlos Saavedra:   Entonces la renta es la suma que el granjero tiene que pagar al terrateniente que el terrateniente percibe simplemente por ser el dueño y titular de la tierra, sin necesariamente hacer nada.  Puede pasar sus días en los prostíbulos o en los salones literarios de Paris o cazando tigres en la África.   Igual percibe la renta haga lo que haga.
 
Howard Richards:  Ampliando el concepto, puede llamarse renta lo que percibe cualquier dueño por ser dueño, ya sea de inmuebles, de capitales, de derechos literarios de un autor fallecido, de minerales, de selvas, del monopolio de dar servicio telefónico en cierta región, o de carné de militante de un partido político que controla el sector publico.
 
 
Juan Carlos Saavedra:   Entonces las ganancias del empresario, siempre que no sea monopolista, se asemeja  más  al sueldo del trabajador que a la renta del terrateniente.   Según el pensamiento schumpeteriano, el empresario es sobre todo un innovador.  Se puede decir que merece algo como un sueldo, a veces un sueldo generoso, como recompensa por sus aportes creativos a su empresa, a los trabajadores y clientes de ella, y por ende al bien común.     Según los conceptos económicos clásicos, de los cuales los neoliberales nos recuerdan en la actualidad, la competencia de otros empresarios les impone cierta disciplina, y les impide sacar rentas que no correspondan a ningún aporte suyo.
 
Howard Richards:   Si seguimos los consejos de los neoliberales, y de aquellos socialistas que sobre este punto están de acuerdo con ellos, entonces lo que se llama en sentido lato “ganancias” va a disminuir, porque la competencia va a hacerlo disminuir.   El elemento renta deja de existir y la ganancia del empresario es cada vez más la recompensa de sus esfuerzos.
 
Juan Carlos Saavedra:   Para ser consecuentes otra vez,  debe disminuir también todo ingreso que corresponda a lo que los franceses llaman la clase  rentier.
 
Howard Richards:  Pero las rentas no van a dejar de existir.  Porque las tierras, los capitales, los inmuebles, el petróleo y otros recursos naturales van a seguir generando dinero.  Aunque Marx lo negara, y aunque los neoliberales después de pregonar los mercados competitivos para derribar el sector publico y los monopolios privados hicieran la vista gorda a las demás  rentas, el ser humano, sea trabajador, profesional, o empresario no es el único factor productivo.  El propio Adam Smith se dio cuenta que el sistema capitalista crea una clase de personas ricas e inútiles, que no hacen nada sino percibir ingresos.   Consideraba Smith que fue una inconsecuencia en el plaño ético, pero que se justificaba porque fue resultado del sistema de mercado libre que generaba tantos beneficios.  Hoy en día podemos ser  más  inteligentes.
 
Juan Carlos Saavedra.  ¿Cómo?  
 
Howard Richards:   Podemos tener mercados eficientes y consecuencia ética a la vez.   Aunque hoy en día los neoliberales y los socialistas recién están comenzando a entenderse mutuamente sobre este punto en la práctica, en el plano teórico el concepto no es nuevo.   Hasta el gran pionero del pensamiento liberal Léon Walras fue partidario de la nacionalización de las tierras.  El inventor de los modelos matemáticos del equilibrio económico comprendió que los mercados cumplen mejor sus funciones sociales cuando las rentas generadas por la naturaleza son percibidas por el fisco.   Por eso Walras pudo reiterar su  “…antigua y inquebrantable convicción de que socialismo y liberalismo son términos que no se excluyen en absoluto.”  (Walras 2003 p.71, Dockès 1996)
 
Juan Carlos Saavedra:   Estás diciendo que lo que ha venido percibiendo la clase rentier debe percibirlo el fisco,  solucionando así el problema de la crisis fiscal del estado.   El estado benefactor puede ser compatible con la eficiencia económica que aporta el mercado, si aplicamos el concepto de renta de David Ricardo.   El gobierno debe asumir el papel de terrateniente en el análisis de Ricardo.  El empresario debe asumir el papel del granjero.
 
 
Howard Richards:   Es un buen punto de partida.   Sin embargo, no es un buen punto de llegada porque en la práctica no funciona ninguna receta sencilla.   Puede ser, por ejemplo, una excelente política pasar una parte de lo que correspondería al rentier  al patrimonio de una universidad, o a un fondo de jubilación.  Puede ser deseable que millones de personas, las mayorías, perciban pequeñas rentas a fin de que la vida no dependa tanto de los sueldos.   Cabe observar también que los conservadores históricamente han dicho que ninguna parte de las rentas de las tierras deben pasar al gobierno.   Según ellos los gobiernos deben financiarse solamente por los impuestos.   La razón es que los impuestos son dolorosos.   Siempre hay una relación antagónica entre el gobierno y el contribuyente porque el ingreso del primero disminuye la riqueza del segundo.  Según ciertas tradiciones del pensamiento conservador, esta relación antagónica es deseable, porque el gobierno ya tiene demasiado poder.   Si tuviera base económica propia seria una amenaza a las libertades de los ciudadanos. 
 
Juan Carlos Saavedra:  Pero estás diciendo que el gobierno municipal de Rosario es  más  fuerte, y  más  capaz de realizar sus programas sociales, porque es el dueño de un banco.   En forma directa o indirecta percibe las rentas que corresponden no a nuestro trabajo, no al trabajo del personal del banco, sino al hecho de que el banco controla ciertos capitales que en sí mismos generan dinero.
 
Howard Richards:   Por ejemplo, dijiste antes que la Fundación del Banco Municipal de Rosario hizo una serie de estudios técnicos.   Publicó estudios sobre  Asentamientos irregulares de Rosario, Residuos sólidos urbanos
Sistema energético de Rosario y zona de influencia, Gases de combustión en automotores, Empleo y desocupación en Rosario y su zona de influencia,
Problemática ambiental, y otros temas.   Si la ciudad misma hubiera hecho los estudios, cargando su costo a los contribuyentes, hubiera tenido menos dinero para, por ejemplo, su red de clínicas de atención primaria de salud.   Sospecho también que los profesionales que realizaron los estudios aportaron muchas horas de trabajo voluntario.
 
Juan Carlos Saavedra:  Lo que sospechas es cierto.
 
Howard Richards: Todavía me debes una respuesta completa en cuanto al destino de las ganancias del banco.   Regreso otra vez al sentido lato de la palabra “ganancias,” siempre en el supuesto que alguna parte de ellas no es producto ni del trabajo de ustedes como banqueros ni del trabajo de sus clientes como empresarios,  ni del trabajo de los empleados contratados por sus clientes, sino de un factor que no es humano, el capital del banco, del cual ustedes son los tesoreros pero no los dueños morales.
 
Juan Carlos Saavedra:   A mi, y en esto creo que hablo también por mis colegas, a nosotros no nos importa mayormente cual es la fuente de los dineros que pasamos a la Fundación.   No importa si es fruto de nuestro trabajo brillante como banqueros, o del genio de nuestros clientes los responsables de los  PYMES,  o de las condiciones generales favorables de la coyuntura, o del capital como tal.   Nuestro principio es la solidaridad.  En la medida en que podamos aportar al bien común con los excedentes del banco, lo queremos hacer de buena voluntad sin necesidad de un análisis económico para determinar qué factor de la producción fue la causa del excedente.
 
Howard Richards: Esto fue el criterio de Mahatma Gandhi de la India.  Dijo que todos nosotros que tengamos alguna propiedad que nos sobre, debemos de buena voluntad considerarnos éticamente fideicomisarios por el bien de los demás, aunque legalmente somos los dueños.   Dijo Gandhi que quienes hacen gastos personales innecesarios aunque sean con su propia plata, son ladrones.   Su buen amigo Jawaharlal Nehru dijo que Gandhi era un inocente, porque predicaba la colaboración social de dueños privados en forma voluntaria.   Gandhi contestó que su camino de conversión de las almas a la conciencia social fue el único camino realista, porque exactamente el mismo problema ocurre cuando la propiedad sea pública.   O sea, los funcionarios públicos no son menos proclives al egoísmo que los dueños privados.  En todo caso quiero hacer una observación general en cuanto a las donaciones caritativas, sean de un banco del sector público, sean de un filántropo particular.   La observación es que cuando las ganancias pasan de la empresa a sus dueños, ya han terminado sus funciones económicas.  Me explico.   La rentabilidad tiene la función de evaluar la gestión.  La rentabilidad tiene la función de incentivar la inversión.   Ciertas medidas del gobierno, por ejemplo impuestos, pueden trabar el cumplimiento de aquellas funciones.   Pero si quien recibe las ganancias como accionista o dueño quiere ser filántropo con el dinero, esto no tiene ningún efecto retroactivo que pueda estorbar la eficiencia de la empresa.
 
Juan Carlos Saavedra: En el banco, tenemos también un Fondo Solidario.  Su función es apoyar la economía de la solidaridad, y en general los esfuerzos para erradicar la pobreza en la ciudad.   No estamos conformes con los resultados logrados.   Hicimos con este fondo una serie de préstamos blandos para apoyar a micro empresas en sectores carenciados.  Perdimos la mayor parte de la plata porque casi nadie hizo los pagos.     No estamos convencidos que hubo una administración adecuada de los préstamos solidarios.   No entramos en el campo con la finalidad de ganar dinero, pero tampoco quisimos perder las cantidades que perdimos.  Estamos siempre dispuestos a cooperar con la ciudad en sus programas sociales, pero pensamos que el uso del fondo solidario requiere  más  estudio.
 
Howard Richards:   ¿Las micro empresas del programa de economía solidaria se considera como  negocios nuevos que  a lo largo deben ser competitivos en el mercado libre?
 
Juan Carlos Saavedra:    Yo no sé.   No sé tampoco si el personal de la sub secretaria de Economía Solidaria tenga claridad sobre este punto.
 
Howard Richards:  Si consideramos por ejemplo las micro empresas de las huertas orgánicas, ellas operan con muchos subsidios.  El programa afín de huertas comunitarias tiene apoyo de la ONU.   Los jardineros venden sus productos en ferias organizadas por la ciudad.  La ciudad también les hace publicidad.   Reciben formación gratuita y entre otras cosas cursos para cumplir con la legislación sanitaria vigente para productos alimenticios.   La tierra es prestada en forma gratuita, o por individuos o por agencias públicas o privadas.   Reciben consejos técnicos de los especialistas en ciencias agrícolas que integran los equipos de los Centros CRECER, los jardines infantiles municipales que se encentran en todos los barrios.  Dice José Luis Coraggio que la economía social debe gozar del apoyo permanente de parte del resto de la sociedad.   Al parecer por lo menos en el caso de las micro empresas de hortalizas, Rosario está cumpliendo con los criterios de Coraggio en la práctica, aunque pueda haber una falta de claridad en el plano teórico.
 
Juan Carlos Saavedra:   No nos cuesta aceptar los subsidios que corresponden.   Las PYMES también reciben ciertos beneficios permanentes.  Lo que nos cuesta aceptar es la irresponsabilidad, que la gente acuerde prestamos y después no hagan ni el menor esfuerzo para cumplir lo acordado.   Hay una cultura de dependencia.  Hay gente que se acostumbran a recibir sin dar una contraprestación de su parte.
 
Howard Richards:  Pero por otra parte también sabemos, porque lo hemos aprendido de John Maynard Keynes, que normalmente el mercado de trabajo llega a un equilibrio de bajo nivel. (Keynes 1936, pp. 249-50).   Es normal que cierto sector de la población quede excluido.  Es normal que el mercado no genere ninguna demanda por sus servicios.
 
Juan Carlos Saavedra:   Nosotros también lo sabemos.  La solidaridad social tiene que complementar el mercado por hacer cosas que el mercado por sí solo no hace.   Estamos buscando formas eficaces de ser solidarios.  Para terminar la respuesta a tu pregunta, el banco también apoya la vida cultural de la ciudad.   Nuestra Fundación ha subvencionado por ejemplo la opera.  De Puccini  “Tosca,” y “La Boheme”; de Mozart “Las Bodas de Figaro”; de Verdi  “Aida”, “Otello”, y “Rigoletto”.
 
Howard Richards:  Cuando leo el calendario cultural en el sitio Web de Rosario, pienso que estoy en una ciudad europea.
 
Gabriela Filippini:  Apoyar el arte con el dinero no es simplemente una idiosincrasia nuestra.  Es una tradición de la ciudad que ha sido reafirmado por la democracia participativa.  Hubo un largo proceso de Planificación Estratégica.   Todos fueron convocados a opinar en una serie de reuniones sobre el futuro de la ciudad.   Fue la ciudadanía de Rosario la que sacó la conclusión que una de las prioridades de nuestra comunidad cívica debe ser  apoyar a nuestros artistas.
 
 
 
Howard Richards:  Hay una semejanza entre subvencionar las campañas anti pobreza y subvencionar el arte.   En ambos casos se dedica recursos para una finalidad que tiene valor en sí, sea aquella finalidad valorada por el mercado o no.
 
Juan Carlos Saavedra:   Y en ambos casos aunque la motivación no sea directamente económica hay beneficios económicos.  Tanto la cohesión social como el arte hacen de la ciudad un lugar atrayente para vivir, para hacer negocios, para invertir, para visitar como turista.
 
Howard Richards:  Y además  la Fundación esta pagando a los artistas mismos.   Sin auspicio, los mismos artistas podrían ser económicamente marginales.   No hay mejor manera de combatir la pobreza que pagar a gente para que hagan algo positivo que ellos ya se sienten motivados  a hacer.
 
Gabriela Filippini:  Actualmente la Fundación está comenzando a transitar una nueva etapa, en la que buscamos priorizar el tratamiento y estudio de temas económicos.  Nuestro objetivo es contribuir al desarrollo empresario, comercial y financiero de Rosario, brindando a diversos actores de la ciudad elementos para la toma de decisiones y acercando las voces de especialistas en esta área.  Por ejemplo, queremos invitar a Bernardo Kliksberg.
 
Howard Richards:   No sería la primera vez.   Quiero decir no sería la primera vez que se ha convocado a los actores sociales y a estudiosos para concertar entre todos la articulación del publico y del privado.  No sería la primera vez que con la participación de todos los sectores se buscan reglas claras y consensuadas.   No sería el primer espacio abierto para el diálogo franco y la búsqueda de soluciones convenientes para todos.   Se puede citar el Plan Estratégico Metropolitano, premiado por el Senado de la Nación en reconocimiento de la cooperación intermunicipal.  Se puede citar la Agencia de Desarrollo Regional (ADERR), el Polo Tecnológico Rosario (PTR), el Plan Estratégico de Comercio Exterior (PECER), el Concejo de Formación y Capacitación Profesional (CFCP), el Consorcio Ferial Rosario (COFER), el Programa de Fortalecimiento Institucional para la Producción de la Región (FIPRE), y otros casos más.    No existe un pensamiento  único ni una institucionalidad única que sea la solución de todos los problemas.   Hay múltiples redes de cooperación.   Juntos hacen compatibles la solidaridad y la producción.   
 
 
 Respuesta de Miguel Lifschitz a la pregunta de un periodista sobre el crecimiento que ha tenido Rosario
 
“Creo que hay muchos factores, no hay uno solo, el buen dialogo que tenemos con todos los sectores productivos y empresarios de la ciudad, un trabajo en común, un apoyo mutuo para llevar adelante distintos proyectos, es un elemento importante.  Por otro lado, en la proyección de Rosario a nivel internacional, esto es fundamental, ya que pone a Rosario en la vidriera, porque la hace más atractiva, porque genera que muchos empresarios y empresas empiecen a mirar con atención la ciudad, creo que es otro de los elementos importantes.  Por otra parte, creo que la imagen de una ciudad ordenada, sin conflictos, sin conflictividad social, una ciudad relativamente segura, no violenta, es una ciudad atractiva, con un grado de limpieza y de cuidado mejor que otras ciudades del país, todo esto hace a una ciudad mas llamativa y en forma directa o indirecta contribuye también al crecimiento de la actividad económica.”
 
En cuanto al apoyo de la gente en las elecciones de 2005:
 
“Creo que ha sido un apoyo muy importante, en términos cuantitativos, pero también en términos cualitativos, porque por primera vez hemos tenido respaldo masivo no solo en seccionales de sectores medios, como pueden ser las seccionales del centro o de los barrios mas tradicionales, sino también de los barrios más postergados de Rosario.  Creo que este es un reconocimiento a la tarea y a la dinámica que hemos impuesto a nuestra gestión, de presencia permanente en todos los barrios, de atención a los problemas sociales, ejecución de obras y por otro lado, es un mayor compromiso, porque cuando uno recibe ese apoyo, significa redoblar el esfuerzo en compromiso para seguir cumpliendo con la gente.” (Lifschitz 2006, p. 12)
 
 
 
 
 
 
Juan Carlos Saavedra es abogado en la sección legal del Banco Municipal de Rosario.
 
Gabriela Filippini coordina las actividades de la Fundación del Banco Municipal de Rosario
 
Miguel Lifschitz es el Intendente Municipal de Rosario.
 
 
Unos datos pertinentes:
 
En la recuperación económica de 2002-2005, la producción de bienes subió en Argentina en un 48% y en Rosario en un 86%.  La producción de servicios subió 21% en Argentina y 17% en Rosario.
 
La inversión privada en la región Rosario concentra más del 91% de la inversión provincial en 2005, siendo $1328 per capita.
 
El producto bruto geográfico del aglomerado Gran Rosario creció de menos de 7.000 millones de pesos en 1993 a casi 9.000 millones de pesos en 2005 (medido en pesos constantes de 1993)
 
La enorme desigualdad social que caracteriza Argentina es ligeramente menos en Rosario, siendo  en 2005 el ingreso per capita del Décil 10 (el diez por ciento de la población que más gana) 26 veces el ingreso per capita del Décil 1 (el 10% que menos gana).   En Argentina la cifra es 40, y en Buenos Aires 37.  En los tres casos esta cifra ha bajado en los años 2003-5.
 
Comparando los años desde 1993 hasta 2004  la ciudad de Rosario ha experimentado un ligero aumento de la industria manufacturera, y en servicios sociales, personales, y de enseñanza.   Ha crecido notablemente en los rubros de transporte y comunicación, administración pública, comercio, hoteles, y restaurantes.  En todos los rubros mencionados en 2004 la recuperación después de la crisis de 2001 había superado los niveles de 1993.  
 
Fuente:  Info|SIM 2006.
 
 
 
 
 
                                                   Bibliografía
 
Jaime Abut, “El Desafio de Consolidar el Fenómeno Rosario,”  Revista IDEA  octubre-noviembre 2005, disponible en www.ideared.org.
 
 
Francisco Albuquerque, Desarrollo Economico Local en Europa y America Latina.  Madrid:  Consejo Superior de Investigaciones Cientificas, 1999.
 
 
Carlos Ballesteros, “La Banca Etica,” en Alberto Federico Sabate  et al (compiladores)  Finanzas y Economia Social.  Buenos Aires: Editorial Altamira, 2005. pp. 369-408.
 
Alicia Castagna y Maria Lidia Woelflin.  Industria y Empleo en el Gran Rosario.  Rosario:  Instituto de Investigaciones Economicas, 2001.
 
Pierre Dockès, La Societé n’est pas un Pique-Nique, Léon Walras et l’Economie Sociale.  Paris:  Economica, 1996.
 
 
Info|SIM (Sistema de Información Metropolitana)  Rosario:  Municipalidad de Rosario Secretario de Produccion, Promoción de Empleo, y Comercio Exterior: 2006.  Esta fuente a su vez cita fuentes oficiales y universitarias.
 
 
John Maynard Keynes,   Teoría General de la Ocupación, el Interés, y el Dinero  Buenos Aires: Fondo de Cultura Económica, 1943, y reimpresa en varios años posteriores (original ingles:  The General Theory of Employment, Interest, and Money.  New York: Harcourt Brace, 1936.)
 
 
Bernardo Kliksberg, Más Etica, Más Desarrollo.  Buenos Aires:  Temas Grupo Editorial,    2004.
 
Bernardo Kliksberg,  Como Reformar el Estado: Más Allá de Mitos y Dogmas.  Mexico: Fondo de Cultura Económica, 1989.
 
Anne O. Krueger, “The Political Economy of the Rent-Seeking Society,” American Economic Review.   Tomo 64, pp. 291-303.  (1974)
 
 
Miguel Lifschitz,  entrevista con Miguel Lifschitz en La Gaceta del Puerto.  Enero 2006, pp. 12-13.
 
 
OIT/Naciones Unidas, Generando Trabajo Decente en el MERCOSUR:
Empleo y Estrategia de Crecimiento.  Buenos Aires: OIT/Naciones Unidas, 2005
 
 
David Ricardo, Principios de Economia Politica y Tributacion.  Mexico: Fondo de Cultura Economica, 1973.  (primera edicion en inglés 1817)
 
Howard Richards and Joanna Swanger,  The Dilemmas of Social Democracies.   Lanham MD:  Lexington Books, 2006.  Ver capitulos 5 – 8 sobre la democracia social en Suecia.
 
Joseph Schumpeter, Teoria del Desenvolvimiento Economico.   Mexico: Fondo de Cultura Economica, 1978.
 
Léon Walras, “Estudios de Economía Social, Segunda Sección,” en Mirta Vuotto (compiladora) Economía Social, Precisiones Conceptuales y Algunas Experiencias Históricas.   Buenos Aires: Editorial Altamira, 2003. pp. 17-36.  La cita de p. 71 es del prefacio de los Estudios de Economía Social de Walras, citado por Julio H.G. Olivera en su aporte al mismo libro.
 
Jeffrey Winters, Power in Motion; Capital Mobility and the Indonesian State.  Ithaca NY: Cornell University Press, 1996.
 
 
 
 
 
                                                      Sitios Web
 
 
www.bmros.com.ar
 
www.aderr.org.ar
 
www.progress.org
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Strict Standards: Non-static method HTML_content::Navigation() should not be called statically in /home/howardri/public_html/peace/components/com_content/content.html.php on line 538
< Prev

Strict Standards: Non-static method mosHTML::CloseButton() should not be called statically in /home/howardri/public_html/peace/components/com_content/content.html.php on line 541

Strict Standards: Non-static method mosHTML::BackButton() should not be called statically in /home/howardri/public_html/peace/components/com_content/content.html.php on line 544
Site concept, design, maintenance, hosting The Ansible Group , specializing in academic and nonprofit sites.
original template by 5medien
Copyright 2000 - 2005 Miro International Pty Ltd. All rights reserved.
Mambo is Free Software released under the GNU/GPL License.

Strict Standards: Non-static method mosCache::getCache() should not be called statically in /home/howardri/public_html/peace/includes/frontend.php on line 91